PORTAL AUTOGESTIÓN
Acciones Institucionales
José María Arbilla, director nacional de Negociaciones Económicas Internacionales del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, brindó precisiones pocos días después de alcanzado el acuerdo con la Unión Europea.

Con la participación de funcionarios y miembros de las diversas comisiones internas de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), se realizó el viernes 5 de julio en la sede de la Entidad una reunión abierta de la Comisión de Integración y Mercosur, presidida por Carlos Restaino.

El motivo del encuentro fue el de obtener de primera fuente una información detallada de la situación previa como también precisiones de la negociación que llevó, días atrás, el Acuerdo de Asociación Estratégica Mercosur-Unión Europea. Para ello asistió a la reunión el director nacional de Negociaciones Económicas Internacionales del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto, José María Arbilla.

El funcionario comenzó mencionando los plazos correspondientes a la implementación del acuerdo, siendo lo más próximo la revisión legal y técnica de los textos acordados entre ambos bloques, lo cual se estima que demandará aproximadamente seis meses. Posteriormente, esos textos deberán ser traducidos a todos los idiomas necesarios y ser aprobados por los congresos y parlamentos correspondientes, lo cual demandará más de dos años.

En las próximas semanas se publicará el contenido del acuerdo en el que se indicarán los tiempos de desgravaciones de los distintos sectores que estarán comprendidos por períodos de 0, 5, 10 y 15 años.

En lo que respecta a la comercialización de bienes, Arbilla mencionó que pudieron acordar que la Unión Europea elimine los aranceles para el 92% de las exportaciones del Mercosur y otorgue acceso preferencial para el otro 7,5% (lo que corresponde a cuotas y otras modalidades de accesos), quedando excluido el 1% de los bienes. En contrapartida, el Mercosur eliminará los aranceles para el 91% de las importaciones desde la Unión Europea, dejando excluido un 9% de los productos sensibles del bloque sudamericano.

En cuanto a los servicios, los miembros del Mercosur se beneficiarán con la remoción de la mayoría de las barreras existentes y podrán competir en igualdad de condiciones en el mercado europeo.

En lo relativo a las compras gubernamentales, el bloque que conforma la Argentina las abre a empresas europeas, lo que resulta clave para los sectores de infraestructura y energía. Recíprocamente, el acuerdo permitiría a nuestras empresas participar de las compras públicas europeas.

José María Arbilla mencionó también que se acordó un Mecanismo de Salvaguardias Bilaterales, que permitirá suspender temporalmente las preferencias arancelarias o reducirlas, cuando las importaciones de productos bajo tratamiento preferencial se incrementen de manera tal que amenacen o dañen un sector de la industria local o regional.

En materia de las Reglas de Origen, se acordó un sistema de autocertificación a 5 años desde la entrada en vigor del acuerdo. Dicho plazo será de transición para que las empresas se adapten al nuevo mecanismo contando con que las cámaras certificadoras actúen como asesoras a las compañías.

Finalizando la reunión el invitado mencionó brevemente el estado de situación de las demás negociaciones internacionales que se encuentra trabajando el gobierno argentino, por ejemplo, con Canadá, Corea del Sur y la Asociación Europea de Libre Cambio (EFTA).

El encuentro contó con la participación de directores de la CAC además de jefes e integrantes de varios de sus departamentos.

Suscripción al Mercurio

Complete el siguiente formulario para suscribirse:





Videos CAC